Así son los correctores de herramientas