Cómo mecanizar correctamente garras blandas – 2.ª parte: